La pandemia del coronavirus ha cambiado drásticamente la forma en que las personas se conectan, compran e interactúan, obligando a que tanto el sector público como el privado a adaptarse.

Este panorama de mayor actividad digital y en redes sociales ofrece a las organizaciones la oportunidad de romper con las prácticas heredadas y adoptar formas más innovadoras para cumplir con el propósito de su marca, servir a los clientes y ciudadanos y cambiar la velocidad en la toma de decisiones.

En este libro blanco, cubrimos tres formas en que las organizaciones deben ajustar sus estrategias comerciales y de comunicación en los caóticos meses venideros:

  • Usar las redes sociales para proteger la conexión humana
  • Utilizar las redes sociales para mitigar la interrupción del negocio
  • Aprender de las lecciones del presente para construir el futuro