El 42 % de los consumidores que se quejan en las redes sociales esperan recibir una respuesta en un plazo de 60 minutos; sin embargo, la empresa media tarda más de 8 horas en contestar.

Las redes sociales han revolucionado la forma en la que nos comunicamos, y ahora las marcas deben aprovechar todas las herramientas que tienen a su disposición.

Gracias a nuestro documento técnico, "How to Deal with Complaints via Twitter", descubrirá cómo puede valerse de Twitter para reducir el tiempo que tarda en responder a las quejas; además, aprenderá a realizar lo siguiente:

  • Personalice sus tweets, sin que ello suponga una carga de trabajo adicional para sus equipos.
  • Implemente procesos de administración de crisis que puedan servir de guía a sus empleados para abordar las quejas de los clientes.
  • Resuelva de forma eficaz un problema fuera de línea y, a continuación, efectúe un seguimiento mediante Twitter para proteger la reputación de su marca.